jueves, 2 de octubre de 2014

Razones por las que sí



1.Porque llevas pijamas rollo ochentero y sigues estando guapísimo.


2. Porque cada día te quiero más, chovi, chova…

3. Porque me animas a que me convierta en la mejor versión de mí misma.

4. Porque me aguantas incluso en esos días en los que no me aguanto ni yo.

5. Porque llamas a tu abuela y te tiras hablando con ella cincuenta minutos de reloj.

6. Porque haces mi mundo mucho más grande y mucho más interesante.

7. Porque sabes de todo y lo que no sabes te lo inventas con una seguridad aplastante.

8. Porque tienes “pelazo” y aunque te empeñas en peinártelo a lo Paco Umbral, estás mucho más guapo despeinado.

9. ¡Porque no te gusta el futbol!, ¡No te gusta! Y por tanto, no te gusta el Marca, no te pasas horas hablando del partido de ayer y por supuesto, no dejas de hacer planes porque sea la final de la Champions. Maravilloso.

10. Porque tampoco te gustan los videojuegos, ni roncas.

11. Porque aunque me gustan los ratos de estar sola, a mi rollo, contigo estoy mil veces mejor.

12. Porque juntos lo pasamos bomba cañón.



13. Porque tus padres son parecidos a los míos: normales y muy, muy buena gente.

14. Porque muchas veces te despiertas diciéndome que has vuelto a soñar que teníamos un perro.

15. Porque los muebles en tu cabeza están muy bien dispuestos, con decoración Feng Shui. Y a veces tu decorador viene a la mía a poner algo de orden.

16. Porque para mí no existe un lugar mejor que aquí solamente los dos.

17. Porque hablas con mis padres de todo: de mercados internacionales, de cómo preparaste la merluza el otro día, etc.

18. Porque entre nosotros existe física, química y literatura.

19. Porque eres capaz de verme mucho mejor de lo que soy en realidad.

20. Porque tienes una voz profunda y cantas muy parecido a Frank Sinatra.

21. Porque, como dirían las folclóricas: “eres una gran persona y un gran ser humano”.

22. Porque desde que vivimos en Madrid te has convertido en mi familia.

23. Porque cuando llegas o llego a casa después del trabajo, mi corazón se pone a dar saltitos.

24. Porque la casa sin ti es una oficina, y cuando vuelves hay fiesta en la cocina.

25. Porque me animas a que escriba cosas serias y me deje ya de “moñadas”, pero aun así, te las lees todas.

26. Porque preparas espectaculares paellas, cocidos y arroces al horno.

27. Porque intentas que nos cuidemos un poco.

28. Porque no generas un cisma, si no que te hace gracia, que sea un poco desordenada o que me zampe una tableta de chocolate Nestlé del tirón.

29. Porque te entusiasmas con los planes urbanitas que te propongo.

30. Porque hace ya años en un autobús tras un curso de trabajo, te pasé los cascos para que escucharas una canción y tiempo después me confesaste que ahí te enamoraste de mí.



31. Porque tu mirada siempre está llena de ilusión y de ganas de hacer cosas.

32. Porque antes de atreverte a darme un beso por primera vez, me pediste que algún día nos tomáramos un café y supe que lo nuestro prosperaría.

33. Porque eres “guapote”, “fuertote” y estás “buenote”.

34. Porque eres generoso.

35. Porque tienes un millón de amigos y eso es un KPI que me parece realmente valioso.

36. Porque toleras bien que me tire una hora colgada al teléfono con Sandra y con Juanjo.

37. Porque mi hermana te adora, y eso te aseguro que no siempre es fácil.

38. Porque nos reímos mucho con nuestras recíprocas chorradas y con las que hemos inventado a medias.

39. Porque el futuro contigo se presenta eléctrico, efervescente y colorful.

40. Porque cuando bailas estás súper sexy.

41. Porque tienes elegancia natural (en el sentido amplio de la palabra).

42. Porque somos felices viviendo en nuestro pisito malasañero de cuarenta y cinco metros cuadrados.

43. Porque quien sabe si acabaremos viviendo en Madrid, Valencia, Singapur o Muelas de los Caballeros (Zamora), lo que es seguro es que estaremos “junticos”.

44. Porque pasas bastante del mundo digital y estás mucho más centrado en la magia del mundo analógico.

45. Porque guenguenngue, guennnnngueeeee….

46. Porque aunque me dices que sí lo eres para que me ría, no eres nada atormentado.

47. Porque eres un “animao” y te apuntas a un bombardeo.

48. Porque nos encanta descubrir grandes temas del pop español como éste:


49. Porque somos más de desgastar las suelas de los zapatos que de quedarnos en casa con la peli y la mantita.

50. Porque tu tía Mari le prepara tartas sin gluten a mi padre y le regala cositas a mi sobrino.

51. Porque me gusta que viajemos lejos, cuando más lejos mejor.

52. Porque aunque siempre acabas poniéndote malo, no dudas en probar todo tipo de especialidades y bichos variados en cualquier mercadillo del mundo.

53. Porque no me tratas como a una persona normal – Oscar Wilde dixit.

54. Porque estás hiperatractivo cuando te pones a hablar en italiano.

55. Porque eres un estupendo profesional y tu equipo te quiere y valora.

56. Porque aunque nadie es perfecto, tú eres pluscuamperfecto.

57. Porque en invierno te metes en la cama primero para calentar mi lado y así que yo la encuentre tibia, sufriendo tú por partida doble las sábanas heladas.

58. Porque te admiro a lo bestia.

59. Porque me cuentas que eras un niño comilón y responsable y siempre pienso que ojalá te hubiera conocido cuando éramos unos críos.

60. Porque quién nos lo iba a decir cuando nos conocimos.

61. Porque me demostraste que quien la sigue la consigue.

62. Porque te quedan genial las pajaritas (mucho mejor que al de la foto. ¡Dónde va a parar!)


63. Porque me has demostrado que aunque vivir en Neverland mola, es más emocionante ir pasando pantallas en este videojuego en el que habitamos.

64. Porque aunque yo aún no, tú te mueres de ganas de que tengamos un “poroto” o una “porota”.

65. Porque suddenly in my mind, there are several plans, to settle down with a “wife” and kids, what else could I need?



66. Porque te pones en modo Pepito Grillo para que ahorremos un poco.

67. Porque te encantan los animales y tienes algunas cualidades que son más de perro que de persona, como la lealtad y el amor incondicional.

68. Porque como dijo Neruda, a nadie te pareces desde que yo te amo.

69. Porque tu risa es la mejor medicina cuando yo estoy hecha una pena.

70. Porque sabes que no me sienta bien madrugar, ni los domingos por la tarde y por ello me suministras extra de cariñitos.

71. Porque me haces bailes por las mañanas.

72. Porque eres valiente y compensas mi cobardía natural.

73. Porque a tu padre le encanta el vino como a mí y siempre se preocupa de que en las comidas familiares mi copa esté llena de vinito del bueno.

74. Porque me haces ver la copa medio llena.

75. Porque tu madre Chelo cocina mejor que Jordi Roca.

76. Porque la vida a veces es bastante perrilla, pero una palabra tuya basta para sanarme.

77. Porque a veces te quedas absorto observando un artilugio y al momento me explicas cómo demonios funciona. 

78. Porque has enriquecido mi vocabulario con palabras como Lean Manufacturing, Underwriting, Claims pack Capex u Opex.

79. Porque me das consejos reconfortantes sin pretender aleccionarme ni cambiarme.

80. Porque mis problemas para ti son asuntos de Estado y nadie me mira, ni me escucha como tú lo haces.

81. Porque (con permiso de Juanjo), te has convertido en mi mejor amigo.

82. Porque eres un profesional gigante.

83. Porque todos los días me dices un mínimo de cinco piropos, incluso con careto de recién levantada, cuando es claramente mentira.

84. Porque sufres si yo sufro.

85. Porque hablo de ti cuando no estás y porque sé que hablas de mí cuando no estoy.

86. Porque tú me completas.

87. Porque tienes algo que pocos tienen y para ello basta abrir un periódico o hurgar en el funcionamiento de muchas organizaciones: actúas con ética y con responsabilidad. 

88. Porque formamos un equipazo.

89. Porque mis amigas me dicen que “les he costado mucho de criar”, pero que ha merecido la pena.

90. Porque dormimos tan juntos, que amanecemos siameses.

91. Porque cuando te pregunto si te gusto más que Adriana Lima y Charlize Theron juntas, me dices que por supuesto! (…) 

92. Porque no eres nada metrosexual.

93. Porque aunque te fías más de mi gusto musical que de mi gusto cinematográfico, casi siempre acabo eligiendo yo las películas.

94. Porque una copita de vino, unos anacardos, tú, yo, y el mundo queda arreglado en una hora. 

95. Porque si dicen tu nombre, mi corazón se altera.

96. Porque you´re always on my mind.

97. Porque hay un millón más de razones más para el sí.

98. Porque tampoco es plan de enumerarlas todas aquí, oiga…

99. Porque nos queda mucho por vivir.

100. Porque habrá que hacer una gran fiesta para celebrar este amor, ¡digo yo!







5 comentarios:

  1. ¡Precioso! creo que es una descripción muy completa y bonita.

    ResponderEliminar
  2. Lo resume "todo" lo importante en esta vida.
    Gracias por compartirlo

    ResponderEliminar
  3. una chulada de entrada, me ha encantado!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Rosanna! y encantada de conocerte! :)

      Eliminar